El Gobierno provincial avanzó en la concreción de tres contratos para revisar la estructura del Megaestadio

megaestadio2014-867533

El subsecretario de Obras Públicas de La Pampa, Juan Carlos Guzmán, informó este viernes que el Gobierno provincial avanzó en la concreción de tres contratos para revisar la estructura del Megaestadio a los fines de ver si hay algún deterioro. Dijo que a fin de año se va a licitar el techo y prometió que antes de finalizar la gestión de Carlos Verna “va a estar terminado o bien licitado”.
El Megaestadio fue una megaobra que se diseñó y se comenzó a construir en la primera gestión de Verna. Debió haberse terminado en 2007, para los Juegos de la Araucanía, pero un fallo en el cálculo del techo impidió su finalización. Así, los trabajos se paralizaron, la Provincia le rescindió el contrato a la empresa constructora, Inarco, y ahora prácitcamente hay que rediseñar la obra.

Por eso, el Gobierno de Verna, a través del financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) avanzó en la firma de tres contratos para la revisión total de la obra y aspira a que a fin de año se lleve a cabo la licitación del nuevo techo.

Uno de los contratos es con la empresa Shap, de premoldeado, que es la encargada de revisar la estructura premoldeada del Megaestadio. “Hizo un análisis de los encastres y juntas, así como el estado de la estructura pretensada”, dijo Guzmán.

También se contrató a un especialista para que determine la capacidad de carga de la estructura actual y un tercer contrato con una empresa para rediseñar y calcular la nueva estructura para su terminación.

“La nueva estructura va a ser distinta: será más sencilla, de tipo abovedada o parabólica, de cañón corrido, pero estamos condicionados a los apoyos que tenemos con la estructura actual”, explicó.

“El Megaestadio va a ser un hito de la ciudad. La idea es terminarlo antes de finalizar el mandato del ingeniero Verna o bien tenerlo licitado”, remarcó Guzmán.

-¿En cuanto a montos, cuánto insumiría este rediseño?-consultó Diario Textual
-Va a ser muy fácil: una vez terminado hacia fines de este año todo lo que es la estructura, vamos a tener un precálculo. Ahí empezaremos a manejar el tonelaje y eso traducirá algún margen del valor. Pero van a ser números similares, pero actualizados, a lo que salió el anterior techo.

Fuente: Diario Textual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *