Seriamente afectado el transporte de pasajeros públicos.

El transporte público de pasajeros es uno de los sectores que se encuentra seriamente afectado por la crisis económica que atraviesa el país. En el ámbito nacional, en los últimos tiempos, ya se registraron 19 procedimientos de crisis de empresas de ómnibus de larga distancia. En La Pampa, mientras tanto, crece la preocupación por la fuerte caída de las ventas de pasajes, en algunos casos del orden del 20 por ciento sólo en el último mes.
“Hay preocupación en el sector y mucha cautela para evitar cometer locuras. Si bien necesitaríamos adquirir algún coche nuevo, la decisión es esperar un poco. Hay líneas crediticias muy seductoras pero por ahora elijo dormir tranquilo”, confesó Alberto Osorio, propietario de Transur.

La firma tiene asignada la línea Santa Rosa-General Acha, con cuatro salidas diarias -de ida y vuelta- durante la semana, salvo los domingos cuando la frecuencia se reduce a seis salidas. “En los últimos días bajó un 20 por ciento la cantidad de pasajeros que transportamos, con lo cual ahora mantengo la recaudación gracias a la última suba de tarifas”, explicó preocupado el empresario.

Dijo que el problema más grave lo están padeciendo las empresas de larga distancia -sometidas en algunos casos a competir también con los vuelos Low
Cost- y todo lo relacionado al turismo, sector que también explota el transportista.

“El transporte de turistas en micro se cayó a pedazos. En estos días sacamos una unidad a Cataratas del Iguazú (Misiones) con sólo 22 pasajeros, la mitad de la capacidad del colectivo”, lamentó.

El empresario recordó que en el invierno pasado hicieron dos salidas hacia el mismo destino con 170 pasajeros. “Es un momento de crisis fuerte para el transporte turístico porque la gente no tiene plata. Me cuentan que hace 20 días que no hay nadie en Termas de Río Hondo (Santiago del Estero) y en Cataratas del Iguazú”, reveló.

El ministerio de Trabajo de la Nación tuvo que dictar una conciliación obligatoria el pasado viernes para frenar un paro de choferes de ómnibus de larga distancia que estaba previsto para este fin de semana en todo el país. Los conductores reclaman mejores condiciones salariales dado que vienen cobrando un salario acordado en enero de 2016.

El secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA-La Pampa), José Oses, aseguró que en un reciente congreso nacional del gremio se les informó que 19 empresas nacionales de larga distancia, en su mayoría con domicilio en Capital Federal, habían iniciado el procedimiento de crisis. “Van por la reducción de personal”, advirtió el sindicalista.

Explicó que si las empresas logran justificar su crisis mediante la presentación de balances ante Trabajo estarán en condiciones de aplicar el artículo 247 de la Ley de Contrato Laboral, que prevé indemnizaciones al 50 por ciento.

“Si a las prestatarias les aprueban el procedimiento de crisis, van a quedar cinco mil trabajadores en la calle, salvo que Nación decida subsidiarlas”, declaró Oses a este diario digital.

Fuente: Diario Textual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *